martes, 23 de febrero de 2016

Perspectiva

   Hay una película de Bruce Willis que se llama "mi encuentro conmigo" en donde literal se encuentra con sigo mismo siendo un niño, me hizo reflexionar sobre mi, que diría mi yo niña si me viera ahora tan cerca de los 40,  seguramente no me quejaria de mi vida profesional,  pero si me extrañarían algunas cosas,  porque de niña, tenía un panorama diferente de como seria mi vida,  pensaría que igual soy valiente pero al mismo tiempo cobarde por no enfrentar ciertas cosas que ahora me agobian,  pensaría que también soy afortunada por tener tantas bendiciones y que el esfuerzo vale la pena,  pensaría que esta padre que me sigan gustando los gatos y que está padre que ahora hago cirugía aunque no sea en un quirofano,  me preguntaría el porque de algunas decisiones extrañas como estar cerca de la iglesia,  me cuestionaria el porque no viajo más, el porque no paseo más, el porque no tengo hijos y bueno, mi lista podría ser más larga,  y me regañaria por no hacer suficiente ejercicio....

sábado, 25 de julio de 2015

Mauricio alivianado

   El amoringo y yo tenemos un compadre muy querido allá en Cancún, hubo una época que nuestro compadre fue room mate de un personaje muy singular llamado Mauricio, hace un par de días el amoringo me enseño una foto de su perfil en Facebook en donde sale completamente en "cueros" sentado en la taza del baño y en ese momento pensé que no me extrañaba del buen Mauricio mostrar su cuerpo hasta porque no decirlo de manera artística y muy natural, es una de las personas mas "alivianadas" que conozco, recuerdo una anécdota en particular que el platicaba, nos contó que durante su tiempo en Europa (tiene una maestría en matemáticas o algo así de la universidad de Barcelona) fue a una tocada o concierto en algún lugar de Alemania y a lo lejos vio una bandera mexicana, se acercó pensando que se trataba de paisanos y vio que era un muchacho suizo que solo traía la bandera, el le dijo que era mexicano y este chico le dio posada en su tienda de campaña, al rato entre la fiesta y el jolgorio, el chico suizo se dio cuenta de que nuestro singular Mauricio estaba "echándose" una cascarita pero no era con gente cualquiera, nada mas y nada menos que con "skin heads" , el chico suizo lo jalo espantado preguntándole que porque jugaba? Y Mauricio le contesto en ingles que no tenía nada de malo a lo que el chico suizo respondió " guy you are purple" a Mau no le importo tanto y siguió jugando con los tipos estos que tienen fama de ser súper racistas, en otra ocasión, ya en Cancún nuestro compadre nos platico que estaban los dos juntos con una amiga " echándose " unas chelas y en la platica, empezaron a filosofar de los prejuicios y que el no tenía tapujos, acto seguido, reto a mi compadre a que ambos corrieran al rededor de la manzana encuerados, por supuesto, lo hicieron era en la noche pero no falto quien los vio y hasta les chiflaron, no quiero pensar si los hubiera visto una patrulla, en fin, no convivimos mucho tiempo con el buen Mau pero la verdad es de esos personajes simpáticos y divertidos que vale la pena conocer :)

viernes, 3 de julio de 2015

Reliquias familiares



     Las reliquias u objetos que han pertenecido a las familias durante años, incluso generaciones, llegan a tener no solo un valor monetario, yo creo que tienen más un valor sentimental y es válido que cada quien quiera conservar un objeto y más si se trata de alguien querido, recuerdo en particular, un perfumero de filigrana que era de mi bisabuela y lo conservaba o aun lo conserva una de mis primas, era hermoso por el trabajo que tenia y porque era una miniatura, me encantaba por eso, yo también tuve una de esas reliquias en mis manos, era un anillo con un granate enorme de oro antiguo que había pertenecido a mi mamá, ese anillo me lo dio mi abuelita cuando cumpli 15 años y un día alguien comento enfrente de unas personas que estaban de visita en casa de mi tia que ese anillo iba a costar una fortuna, acto seguido, mientras dormía, estoy segura que esas personas me lo robaron y como estaba muy mensa no supe que hacer :( nunca volví a verlo y me da una rabia enorme acordarme, en fin....
   Hay de reliquias a reliquias, la abuelita de mi amoringo tiene un abanico porfiriano que era de su mamá, creo que el objeto en cuestión tiene más de 100 años, la cosa es que a mi no me gusta, se les ocurrió enmarcarlo con un marco dorado y fondo de terciopelo rojo :s y lo tienen colgado en la sala en una pared color mandarina :s pos me gusta menos!! Un dia iba a hacer mi comentario ameno frente a mi cuñada sobre el famoso abanico y ella me interrumpió diciendo " ese abanico es mio" como si yo me fuera a pelear con ella por obtener lo que a mi parecer es un  "guajolote matado a escobasos" a lo que le contesté que ni me gustaba ni iba con la decoración de mi casa y mucho menos era mi intención quedarme con el, sigo sin entender el afán de algunas personas por conservar o mejor dicho por tener el apego a cosas que al final son materiales y que no nos vamos a llevar al "hoyo" en fin, cada quien, por lo pronto, será muy antigüedad y costará mucho dinero pero en definitiva, no me gustaria tener al guajolote colgado en mi pared, he dicho!